Las consecuencias de las drogas y el alcohol

Las consecuencias de las drogas y el alcohol a corto plazo son más conocidas que aquellas que pueden afectar a los consumidores en el futuro. Por ello, en este post haremos referencia a las enfermedades y condiciones de salud delicadas que pueden generarse a largo plazo.

Consecuencias del uso de las drogas y el alcohol en la salud

Los adictos a este tipo de sustancias suelen generar problemas de salud relacionados con enfermedades pulmonares y del corazón, incluyendo embolia, cáncer e incluso problemas mentales, los cuales se determinan por medio de escanografías, radiografías de tórax y análisis de sangre.

Un ejemplo de ello es el tabaco, cuyo humo puede ocasionar varios tipos de cáncer, mientras que la metanfetamina genera problemas dentales graves y los opioides pueden inducir sobredosis que conllevan a la muerte. Otras drogas inhalantes son conocidas por ocasionar daños a las células nerviosas del cerebro y el sistema nervioso.

Recientemente también se ha constatado que el consumo de drogas aumenta el riesgo de contraer infecciones como el sida o la hepatitis C, especialmente al compartir los implementos utilizados para inyectarse y practicar relaciones sexuales sin protección.

La exposición a bacterias ante el consumo de drogas inyectables también puede generar enfermedades cardíacas y de la piel.

La influencia de las drogas y el alcohol en la aparición de enfermedades mentales

Enfermedades mentales como la ansiedad, la depresión y la esquizofrenia son frecuentes cuando una persona es adicta a este tipo de sustancias y sus efectos pueden derivar en otros trastornos de salud mental, especialmente en aquellos que tienen mayor vulnerabilidad.

También es cierto que las personas que sufren de ansiedad y depresión suelen incurrir en el consumo de drogas como una forma de aliviar los síntomas de estas enfermedades, pero la realidad es que esto puede ocasionar el agravamiento de los trastornos mentales e incrementar los riesgos asociados a la adicción. En este caso, es necesario tratar ambos problemas simultáneamente.

¿Qué tipos de daños ocasionan las adicciones en las personas?

Aunque ya hemos venido mencionando la mayoría de las consecuencias que se pueden generar a raíz de la adicción a este tipo de sustancias, a continuación enlistamos algunas de ellas de manera más específica:

  •         Enfermedades del corazón.
  •         Embolia.
  •         Cáncer.
  •         VIH o sida.
  •         Hepatitis B o C.
  •         Endocarditis.
  •         Celulitis.
  •         Enfermedades pulmonares.
  •         Trastornos de salud mental.

Circunstancias particulares en que las drogas son más dañinas

Existen ciertas circunstancias donde las drogas pueden generar mayores daños a las personas, debido a una condición subyacente que las hace vulnerables a sus efectos.

Consumo de drogas y alcohol en el embarazo

Cuando una mujer consume este tipo de sustancias en el embarazo, puede ocasionarle el síndrome de abstinencia neonatal a su bebé, cuyos síntomas incluyen temblores, dificultades para dormir y alimentarse e incluso pueden derivar en convulsiones.

Más adelante, los niños pueden sufrir problemas en el desarrollo, asociados a su comportamiento, atención o habilidades cognitivas. Aún se están estudiando otros efectos a largo plazo.

Exposición secundaria al humo del tabaco

Las personas que se encuentran cerca de fumadores están expuestas a químicos perjudiciales que aumentan el riesgo de padecer enfermedades del corazón y los pulmones.

En la actualidad, se siguen estudiando los efectos de la exposición secundaria al humo de la marihuana.

Incremento de probabilidades de infección

Como mencionamos antes, el uso de drogas inyectables es uno de los principales factores en la transmisión de enfermedades como hepatitis C, endocarditis y celulitis.

Asimismo, las personas bajo los efectos de estas sustancias suelen perder el juicio y pueden involucrarse en prácticas sexuales inseguras que conllevan este tipo de consecuencias.

Mayores riesgos de sufrir un accidente automovilístico

En concordancia con el punto anterior, conducir bajo los efectos de las drogas o el alcohol disminuye y afecta las habilidades de la persona para percibir y actuar en el momento correcto, lo cual es un riesgo que puede derivar en accidentes automovilísticos y pone en juego la vida de las personas.

Todo lo que debes saber sobre el alcoholímetro

El alcoholímetro es un dispositivo capaz de medir los niveles de alcohol en la sangre del usuario, para ello existen sistemas químicos, digitales y electrónicos que garantizan la mayor confiablidad de los resultados. En este artículo te explicaremos más sobre este ingenioso invento.

¿Qué es un alcoholímetro?

El alcoholímetro es un instrumento que se usa para determinar el nivel de alcohol presente en líquidos o gases. Por lo tanto, es útil para medir la existencia de esta sustancia en el organismo de una persona y el porcentaje de concentración presente en ella.

Tipos de alcoholímetros que existen hoy en día

Las fuerzas de la ley otorgan estos dispositivos a sus funcionarios para que puedan utilizarlos en aquellos casos donde las personas puedan estar actuando bajo los efectos del alcohol. Sin embargo, también son instrumentos de venta libre en el mercado y todo aquel que desees puede adquirirlos.

En tal sentido, la oferta disponible actualmente en el mercado incluye alcoholímetros químicos que funcionan por medio de un globo donde se almacena el aire emitido por el usuario y se miden los niveles; digitales y electrónicos.

Estos últimos tienen la ventaja de que funcionan a batería y se pueden utilizar múltiples veces, algunos incluso son capaces de mantener un registro de las últimas 20 mediciones efectuadas.

En este caso los mecanismos son más sofisticados y basta con que el usuario sople en la boquilla de los mismos para efectuar la medición. Los resultados se obtienen en cuestión de segundos y pueden ser expresados en tres unidades diferentes, para ajustarse a los requerimientos legales de cada país.

¿Cómo se usa?

Dependiendo del tipo de alcoholímetro que se trate, el mecanismo de medición varía, pero esencialmente todos funcionan de la misma manera.

Para iniciar el proceso de medición se requiere que el usuario acerque su boca al dispositivo y exhale cierta cantidad de aire, de modo que el instrumento pueda analizar la existencia de alcohol y emitir un resultado confiable.

Algunos incluso disponen de cristales u otros elementos que cambian de color para indicar el nivel de sobriedad o ebriedad en el usuario. Para ello, se toman en cuenta los niveles de etanol en sangre establecidos de forma universal y se aplican las leyes que tengan lugar en el país que corresponda.

Conoce los niveles de etanol en sangre

El etanol es el alcohol que contienen las bebidas y sus niveles en la sangre se asocian con el estado general de la persona que los contiene, de la siguiente manera:

  •         Cuando el alcoholímetro indica niveles de 0,1 a 0,3 se considera que la persona está en estado sobrio y no tiene influencia aparente del alcohol.
  •         Cuando el alcoholímetro indica niveles de 0,3 a 1,2 se considera que la persona está en estado de euforia y los síntomas asociados incluyen falta de coordinación, atención, juicio y control.
  •         Cuando el alcoholímetro indica niveles de 0,9 a 2,0 se considera que la persona está en estado de excitación, lo cual puede generar inestabilidad en sus emociones, fallas de coordinación muscular, falta de inhibición y pérdida del juicio.
  •         Cuando el alcoholímetro indica niveles de 1,8 a 3,0 se considera que la persona está en estado de confusión y puede manifestar síntomas como vértigo, falta de equilibrio, dificultades para hablar y percibir las sensaciones correctamente.
  •         Cuando el alcoholímetro indica niveles de 2,7 a 4,0 se considera que la persona está en estado de estupor, lo cual puede generar síntomas como apatía, vómito, incontinencia urinaria y fecal.
  •         Cuando el alcoholímetro indica niveles de 3,5 a 5,0 la persona puede entrar en estado de coma, lo cual le ocasionaría inconsciencia, anestesia y posiblemente la muerte.
  •         Cuando el alcoholímetro indica niveles que superan el 5 en una persona, se genera una parada respiratoria que ocasiona la muerte.

Conoce los probadores de alcohol que existen hoy en día

El uso de alcoholímetros para detectar los niveles de esta sustancia presentes en la sangre después de ingerirla es un acto responsable tanto para la vida propia como para la seguridad de otros, especialmente si se espera conducir en este estado. 

Además, cada país tiene sus propias normas respecto a la cantidad máxima autorizada y excederla puede significar multas y sanciones de tránsito. A continuación, te presentamos algunos de los probadores de alcohol que existen actualmente.

¿Qué son los probadores de alcohol?

También llamados alcoholímetros, son dispositivos capaces de medir la concentración de alcohol presente en el aliento de una persona. Dicha medida se expresa en mg/l y representa la cantidad de esta sustancia en la sangre.

Las autoridades suelen tener uno de estos dispositivos para realizar un chequeo a cualquier ciudadano cuyas acciones o actitud generen sospecha de haber consumido alcohol y tenerlo en su organismo por encima de los niveles permitidos. Sin embargo, cualquier persona puede adquirirlos en el mercado y utilizarlos a modo de precaución antes de conducir después de haber bebido.

Tipos de alcoholímetros existentes en el mercado actualmente

Si estás pensando en adquirir tu propio alcoholímetro para usarlo personalmente, te será de gran utilidad conocer los tipos que existen actualmente, de modo que escojas el más conveniente para ti.

Alcoholímetro digital

Este tipo de alcoholímetro funciona con batería, sus resultados son confiables y usarlo es muy fácil. Posee una pantalla LCD con luz y apagado automático para ahorrar energía.

Puedes conseguirlo con hasta 10 boquillas intercambiables y es posible usarlo más de 200 veces para medir el nivel de alcohol en sangre, los resultados se expresan en tres unidades de medida entre las cuales puedes escoger.

Alcoholímetro químico

Esta es, posiblemente, la opción más barata en cuanto a alcoholímetros se refiere, es fácil de usar y muy práctico, pues te permite analizar el nivel de alcohol presente en la sangre por medio del aliento.

La única desventaja es que se trata de un dispositivo desechable, de modo que solo puedes usarlo una vez pero puedes mantenerlo en la guantera de tu coche para que esté disponible ante cualquier necesidad.

Alcoholímetro electrónico

Este dispositivo también funciona con batería, lo cual le otorga una autonomía duradera que resulta muy útil y se considera de gama alta en lo que respecta a los alcoholímetros.

Su mecanismo de apagado automático se activa a los 15 segundos de inactividad para ahorrar energía, dispone de una pantalla LCD con luz para que puedas apreciar los resultados aunque esté oscuro y puedes adquirirlo con varias boquillas intercambiables.

Es tan versátil que permite registrar hasta 20 mediciones, las cuales pueden ser expresadas en tres unidades de medida diferentes, a gusto del usuario y para ajustarse a las leyes de tránsito de los países del continente europeo.

¿Cómo funcionan los alcoholímetros?

Dependiendo del tipo de alcoholímetro que escojas, su funcionamiento será diferente. Por ejemplo, el modelo químico funciona por medio de un globo que se infla con el aire exhalado por el usuario.

Luego, se requiere desinflarlo manualmente para efectuar la prueba y determinar el resultado según el color que adquieran los cristales del tubo: amarillo indica un nivel aceptable de sobriedad, mientras que el verde es indicativo de que no puedes conducir.

Con respecto al modelo digital y electrónico, se debe colocar una nueva boquilla en el dispositivo antes de encenderlo y aguardar a que se caliente. Luego, mediante una señal sonora el alcoholímetro le avisa al usuario cuando es el momento de soplar y deberá mantenerse expulsando el aire hasta que suene de nuevo.

Finalmente, los resultados se mostrarán expresados en mg/l en la pantalla al cabo de unos segundos.

¿Cómo se realizan las pruebas de drogas en la actualidad?

A través de las pruebas de drogas es posible detectar cuando una persona ha consumido recientemente este tipo de sustancias o medicamentos que las contengan, conoce más al respecto a continuación.

¿Qué son las pruebas de drogas?

A través de las pruebas de drogas es posible detectar este tipo de sustancias ilegales y medicamentos en el organismo por medio de la orina, sangre, saliva, el cabello o sudor.

La prueba de drogas en orina es la más frecuente y por lo general estos métodos buscan detectar la presencia de marihuana, opiáceos, anfetaminas, cocaína, esteroides, barbitúricos y fenciclidina.

También pueden ser identificadas como pruebas de detección de drogas, análisis de drogas, pruebas de drogas adictivas, abuso de sustancias, análisis o examen toxicológico y control antidoping.

¿Para qué se usan?

El objetivo principal de este tipo de análisis es determinar si una persona ha consumido drogas o ciertos medicamentos y resulta útil para los siguientes propósitos:

  •         Empleo
  •         Organizaciones deportivas
  •         Objetivos legales o forenses
  •         Supervisión en el uso de opiáceos

¿Cómo se realizan las pruebas de drogas en la actualidad?

Dependiendo del método que se utilice, el procedimiento puede variar pero en esta ocasión describiremos la prueba de orina por ser la más frecuentemente utilizada.

En este caso, se requiere proporcionar una muestra de orina al laboratorio para que sea examinada y los resultados dependerán de la limpieza con la cual se lleve a cabo este procedimiento. Por lo tanto, es indispensable cumplir con lo siguiente:

  •         Lavarse las manos.
  •         Limpiar el área genital con una toalla húmeda.
  •         Comenzar orinando en el inodoro.
  •         Introducir el recipiente para tomar parte de la orina. Será necesario almacenar entre 1 y 2 onzas.
  •         Acabar de orinar en el inodoro.
  •         Entregar la muestra al técnico o profesional del laboratorio.

De acuerdo con las circunstancias del caso, puede ser posible que el especialista se mantenga presente durante la ejecución de este procedimiento.

En lo que respecta al análisis de sangre para la detección de drogas, se requiere acudir a un laboratorio donde el profesional de salud tome la muestra a través de una vena del brazo, utilizando una pequeña aguja.

Después de insertarla, extrae cierta cantidad de sangre que es vertida después en un tubo de ensayo. El procedimiento es bastante rápido en este caso.

¿Se requiere preparación adicional para estas pruebas?

En caso de que consumas cualquier medicamento recetado, de venta libre o suplementos, deberás comunicarlo al especialista de salud puesto que esto puede incidir en los resultados.

Se recomienda evitar comer alimentos que contengan semillas de amapola, en vista de que es posible arrojar un resultado positivo para el consumo de opiáceos ilegales.

¿Cómo interpretar los resultados?

La interpretación de estos resultados es bastante simple, si son negativos significa que no se encontró droga en el organismo o su nivel es demasiado bajo como para detectarlo, aunque esto depende muchas veces del tipo de sustancia que se trate.

Ahora bien, si los resultados son positivos significa que se detectó una o más sustancias consideradas como drogas en el organismo y cuyo nivel supera ciertos límites establecidos.

No obstante, se pueden presentar falsos positivos entre estos casos, razón por la cual se recomienda practicar alguna prueba adicional con cualquiera de los métodos existentes para confirmar o descartar este resultado.

Riesgos asociados a la realización de estas pruebas

Si bien la ejecución de las pruebas no representan ningún riesgo para la integridad de la persona a nivel físico, en caso de que el resultado sea positivo se pueden presentar consecuencias en otros ámbitos de la vida del paciente, tales como el empleo, las prácticas deportivas o algún procedimiento judicial.

En tal sentido, antes de ejecutar este tipo de pruebas el paciente es informado sobre lo que se está buscando detectar, las causas de ello y las posibles consecuencias de los resultados que se obtengan.

© 2022 Alkohol Tester

Tema por Anders NorenArriba ↑